Programa de educación emocional atrote

Unidad de Tutoría 2

Educación emocional

Preparación del taller

El movimiento se demuestra andando“. Esta frase la firmaría todos los días, porque en sí misma es un compromiso y, de aplicarla, no harían falta más principios ni más valores, sólo conocimientos.

En el tema que estamos tratando, la educación emocional, es evidente la importancia de esta afirmación, es poco probable que los alumnos y alumnas sean aprendices emocionalmente regulados si sufren los secuestros emocionales de los adultos, sin más explicaciones después. No pretendemos la perfección, los secuestros emocionales forman parte de la vida, pero admitirlos y pedir disculpas no nos convierte en peores profesionales, sino en mejores personas. Forma parte del aprendizaje en cualquier materia aceptar los errores y los fallos como parte inseparable del propio proceso, esto es lo que en mayor medida moviliza los recursos que las emociones nos ofrecen. Ayudar y apoyar a los alumnos y alumnas a conseguir ser aprendices emocionalmente regulados requiere de un esfuerzo personal para nosotros mismos/as modelar día a día ese aprendizaje.

Conocimientos técnicos:

  • Inteligencia emocional. Eckman, Goleman, son autores que han profundizado en esta temática. La teoría de las inteligencias multiples de Gardner es, quizás el lugar más apropiado para comenzar nuestra preparación.
  • Cómo enseñar: Los procesos de enseñanza y aprendizaje en aspectos emocionales, no difieren en nada de los demás aprendizajes. Partir de los conocimientos previos de nuestro alumnado y andamiar sus procesos es la forma de enseñar a aprender. En el apartado de Accesos y descargas de este programa tenéis acceso a los materiales que desde atrote os hemos preparado.

Competencia a nivel personal (emocional) y social:

Ya hemos comentado la importancia de ser educadores emocionalmente regulados para formar a los alumnos/as en competencia emocional. Sólo cabe pasar de la teoría a las acciones.

Introducción

Para lograr el óptimo desarrollo de la personalidad del alumnado es necesario formarles para ser personas competentes a nivel emocional.
Las emociones no pueden ni deben evitarse, no existen emociones “malas”, es la forma de gestionarlas lo que puede acabar siendo problemático.
Sobre este tema existe una gran polémica, no es cierto que una educación positiva busque la felicidad plena y perenne, sabemos que eso no existe, sería imposible ser feliz todo el rato, la felicidad sólo existe en contraposición con la tristeza o con la frustración y todos los estados emocionales son necesarios para el desarrollo de la propia personalidad.
Cuando hablamos de educación emocional, nos estamos refiriendo a aprender a reconocer nuestras propias emociones y las de los demás y aprender a gestionarlas.
Las emociones forman parte inherente a todo proceso de aprendizaje, nos frustramos cuando algo no nos sale según nuestras expectativas, nos alegramos cuando aprendemos, nos enfadamos cuando el resultado no es el que queríamos, nos ponemos ansiosos cuando tememos algo que todavía no está presente ni sabemos si ocurrirá o no… una buena educación emocional, además de promover una convivencia más positiva, contribuye a la competencia de “Aprender a aprender”. En la medida en que sepamos que esa frustración surge de las ganas de aprender y que ese enfado está provocado por saber que no hemos hecho lo suficiente, las emociones habrán sido útiles. Una mala gestión emocional consiste en pensar que nos frustramos porque no somos capaces o nos enfadamos porque el profesor nos tiene manía.

Objetivos

Aprender a reconocer las propias emociones
Aprender a reconocer las emociones en los demás
Aprender a gestionar las emociones propias y ajenas
Entender la diversidad como un aspecto enriquecedor del grupo

Contenidos

Sesión 1: Presentación del programa, activación de conocimientos previos y objetivos.

Sesión 2: Situaciones idénticas promueven emociones diferentes, dependiendo del estado emocional propio y de las diferencias que existen respecto a otras personas.

Sesión 3: Aprendizaje en reconocimiento emocional.

Sesión 4: Aprendizaje en gestión emocional. Cómo gestionar las emociones propias.

Sesión 5: Aprendizaje en gestión emocional. Cómo gestionar las emociones de los demás.

 

Metodología

La metodología será activa y participativa, con dinámicas grupales, de lápiz y papel, por equipos…

Temporalización

5 sesiones con periodicidad semanal y de 50 min. de duración cada una. Es conveniente realizar esta unidad de tutoría antes que tratar temas como la competencia social, la igualdad, la prevención de conductas de riesgo, enseñar a aprender… aprender a regular las emociones favorece todo lo demás.

Indicadores para la evaluación del taller

Para la evaluación del proceso, en las plantillas que tenéis disponibles en el diseño de sesiones de cada uno de los programas, contáis con un breve cuestionario final, que podréis utilizar para evaluarlo. Si disponéis de tiempo, podéis escribir anotaciones acerca del desarrollo de cada una de las sesiones.

Para evaluar el resultado de este taller, podéis tener en cuenta:

  • Cuestionario realizado por los alumnos/as al finalizar la unidad de tutoría.
  • Información recogida del profesorado, acerca de la mejora en la convivencia en clase.
  • Cantidad y gravedad de partes abiertos o sanciones relacionadas con una escasa regulación emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies