El acceso a la profesión docente es uno de los grandes temas que se están tratando en las reuniones de una subcomisión creada en el Parlamento por el Pacto educativo. En este momento estoy (entre otras cosas) en mis ratos más o menos libres, repasando las actas de las reuniones que se han llevado a cabo para el logro de ese Pacto. Mientras el pacto no se logre, alumnos y alumnas seguirán, con todas las incongruencias que supone, entre una Ley de educación, una modificación de esa Ley y una Ley de medidas urgentes. Pero parece no haber prisa por llegar a un pacto y parece que uno de los grandes escollos para lograrlo es el acceso del profesorado. En este momento tenemos a todos los sindicatos, menos ANPE (al que me afiliaré si algún día puedo entrar) en pie de guerra por no haberles sido concedida una petición, que a todas luces es injusta y no garantiza un ejercicio docente de calidad: pedían que las pruebas de la oposición no fuesen eliminatorias. Vayamos al tema.

 

Especialidades.

En las oposiciones a Secundaria (ESO y BACH), los/as aspirantes se clasifican por especialidades para el acceso. De este modo, existen especialidades en las que se ofertan muchas más plazas que en otras y con mayor frecuencia, debido a que su número en cada centro es elevado (son los profesores de las materias troncales, relacionadas con las competencias del conocimiento de la lengua, de las matemáticas y del conocimiento del medio natural y social). Después hay otras convocatorias intermedias en cuanto a número de plazas ofertadas (son las que tienen que ver con las asignaturas que no forman parte de todos los currículos en todos los cursos, pero sí se van rotando y después se transforman en asignaturas específicas). Y ya por último nos encontramos con convocatorias de oposiciones que salen muy de tarde en tarde y en las que lo normal es que sólo haya un profesor/a de esta especialidad por centro, como mucho 2. Son los casos de Educación Física, de Música y de Orientación educativa (la mía). La de Plástica no aparece porque en muchos casos esta asignatura la imparten profesores/as que la tienen como afín, lo que supone una gran injusticia para alumnos y alumnas con competencias artísticas, ya que no se garantiza un profesorado bien formado en la disciplina. Para todas estas especialidades el proceso para ingresar es el mismo.

Puntos comunes de los procesos selectivos

Son dos las grandes fases de estos procesos selectivos: la fase de oposición y la fase de concurso.

  • La fase de oposición: Esta fase es eliminatoria, sólo se pasa a la fase de concurso si superas la oposición. En este proceso es en el que se evalúa el conocimiento teórico-práctico y la competencia pedagógica de la persona aspirante.
    • Para medir el conocimiento teórico-practico: 
        • En el primer examen se presentan casos prácticos a resolver sobre temas de su especialidad.
        • En el segundo examen se sacan unas bolas de un bombo, de entre el número total de temas del temario de la especialidad. La persona aspirante escoge un tema y lo desarrolla.

Tras estas dos pruebas, te convocan para que personalmente leas tus exámenes ante el tribunal, proceso al que se llama “defensa”.

    • Para medir la aptitud pedagógica, de nuevo son dos las pruebas:
      • Se ha de presentar una programación didáctica (o un plan de actuación del departamento de orientación).
      • Se ha de defender de forma oral delante del tribunal, por sorteo mediante bombo, una de las unidades de esa programación/plan
  • La fase de concurso: Aquí es donde se evalúan los méritos de las personas aspirantes: su experiencia y su formación previa.

¿Cómo era el cálculo y las ponderaciones?

Hasta este momento, la fase de oposición era de 2/3 de la nota de acceso final y la fase de concurso puntuaba el tercio restante. De ese 33,33% de la fase de concurso, hasta 5 puntos podían ser de experiencia docente, los otros 5 eran de méritos (calificación en el grado de acceso, otros másters, cursos, publicaciones, idiomas…). Aunque parezca increíble, no puntúa la calificación del máster obligatorio que debes cursar para poder optar a una plaza. Da igual que lo tengas con una media de 5 que que lo tengas con una de 10 y, supuestamente, es el máster que te forma a nivel pedagógico y de conocimiento específico para desempeñar tu labor.

¿Cómo va a ser de este año en adelante, hasta el Pacto educativo?

Pues será de la siguiente forma: La fase de oposición baja en ponderación sobre la nota final de acceso, subiendo la ponderación de la fase de concurso. Concretamente pasan a pesar un 60% y un 40% respectivamente. Además, dentro de la fase de concurso, la experiencia docente pasa de puntuar un máximo de 5 puntos a 7.

¿Qué se busca con este cambio?

Lo que se busca es facilitar el acceso a las personas que ya prestaron servicios en el sistema educativo. Algo que, por cierto, comparto. Son muchos los profesores/as sustitutos e interinos que llevan años con una gran inseguridad laboral y pendientes de un teléfono, teniendo que ir de pueblo en pueblo, adaptándose a equipos directivos, alumnado y profesorado. Creo firmemente que se debe hacer algo para que las buenas profesoras y profesores en esta situación desde hace tanto tiempo, entren como funcionarios/as de pleno derecho.

¿Qué querían la mayoría de los sindicatos?

Aunque parezca irreal, la gran mayoría de los sindicatos (excepto ANPE) pedían que la fase de oposición NO fuese elimintoria, es decir, que pasasen todos/as a la fase de concurso directamente. Esto supondría no dar valor a las competencias teórico-prácticas ni a las pedagógicas. Esto es lo que pedían los sindicatos y que (bajo mi punto de vista) menos mal, no consiguieron. No entiendo esta petición. Uno de los grandes compromisos de estas organizaciones ha de ser el prestigio de la profesión que representan y para ello los procesos han de ser válidos y fiables y ha de asegurarse la competencia de las personas que consiguen ingresar.

Para explicaros por qué creo que la experiencia sí se debe valorar, mucho, pero en su justa medida, os cuento cómo se consigue estos puntos de experiencia.

¿Cómo se consigue esa experiencia?

Aquí es donde está el meollo de la cuestión. Como ya he dicho, estoy muy a favor de que la experiencia se premie como se hizo e incluso como se hará a partir de ahora. Es el sistema de acceso a las listas lo que me parece que en muchas comunidades autónomas lapida literalmente a aspirantes válidos/as. Las comunidades que considero más injustas son algunas (no todas) las que elaboran las listas por “antigüedad”.

¿En qué consisten las listas por “Antigüedad”?

Para ir haciendo sustituciones (o sea, tener puntos por experiencia), te incorporan a una lista, de la que van llamando por estricto orden. Bien, pues las listas por antigüedad se forman de la siguiente forma:

  • Un primer grupo compuesto por aspirantes que ya estaban en la lista antes y que habían trabajado al menos un día.
  • Un segundo grupo con los aspirantes sin experiencia, por su nota en la oposición.

Esto lleva a que en ciertas comunidades pueda darse el caso de que una persona que nunca aprobó una oposición esté en los primeros puestos de una lista, mientras que otra que demostró  sobradamente su competencia teórico-práctica y su aptitud pedagógica, esté cientos de puestos más abajo, justo detrás de quien trabajó un día (en los peores casos) y sólo entró a firmar en los exámenes de oposición.

Es cierto que algunas personas interinas (muy, muy pocas), que están en los primeros puestos de la lista, prefieren esta situación a conseguir plaza, ya que así se garantizan poder elegir y trabajar en lugares cercanos a su domicilio y, por tanto, van a la oposición a pasar ese trámite para poder continuar trabajando. No dejan que se evalúen sus competencias porque no les interesa cambiar.

Pero esta composición de listas creo que pervierte todo el proceso, convirtiéndolo en injusto.

Las Comunidades que componen sus listas sólo por antigüedad son: Galicia, Valencia y Andalucía. Las que ordenan por antigüedad, pero bareman a la hora de establecer las posiciones una vez se convoca un proceso selectivo, son: Cataluña y Baleares. El País Vasco también tiene listas por antigüedad, pero con una salvedad que es fundamental: las personas aspirantes a un trabajo docente pierden su antigüedad si no aprueban un proceso selectivo (una oposición) en los últimos 5 años.

Cada comunidad tiene su método para elaborar las listas, la más innovadora es Navarra, que premia como ninguna otra el mérito demostrado, sin dejar de valorar la experiencia. Podéis consultar cómo se establece el acceso a listas según la Comunidad autónoma en este documento del Sindicato STE:

GESTIÓN DE LISTAS DE PROFESORADO INTERINO EN LOS DIFERENTES TERRITORIOS

¿Cuál es el presente y el futuro de esta profesión?

Pues hasta el Pacto educativo, parece que las personas de nuevo ingreso lo tendremos muy difícil para entrar, sobre todo en especialidades como la mía, la Orientación educativa, en la que sólo hay un profesor/a de esta especialidad por centro y, por tanto, las plazas que se ofertan son muy pocas y las sustituciones escasas.

La máxima esperanza es que todas las personas que están por delante en las listas vean en esta oportunidad la única para conseguir un puesto estable, ya que el Pacto educativo va a provocar un cambio total en el acceso (o eso se espera). Con esta perspectiva, pudiera ser que se decidan a preparar sus oposiciones exclusivamente y pidan excedencias para ello y quienes están por delante, pero más abajo, también prefieran mantener ese puesto y aprovechar la oportunidad, dejando que las llamadas vayan bajando (poco probable, pero posible).

Ahora me voy a poner en el segundo mejor de los casos: Consigo un 10 en la oposición y tengo los 3 puntos de méritos. Esto me dejaría con una nota de acceso de: 7,2 puntos. Otra persona con los años de experiencia necesarios para alcanzar el máximo, un 5 en la oposición y los 3 puntos de méritos conseguiría una nota de acceso de 7 puntos. Parece que habría posibilidades, ¿verdad? Posible es, aunque poco probable, hahaha… primero, porque conseguir un 10 en una oposición es algo muy, muy improbable y más cuando el proceso no garantiza en ninguna de sus fases el anonimato ni la objetividad en la puntuación.

Faltan garantías en al menos la primera de las fases, que podría fácilmente tratarse de una prueba objetiva de conocimientos técnicos de la especialidad a la que se opta, sin sorteo de temas y sin tener que ir personalmente a leer tu examen ante un tribunal. Algo que ocurre en todos los demás procesos selectivos, pero este no es el caso.

Con el pacto educativo se espera un proceso parecido al que siguen quienes han estudiado medicina: un MIR de la educación. Para ello, tendrían que presentarse a pruebas objetivas y anónimas y, tras ellas, acceder a las plazas ofertadas, en régimen de prácticas. Todo ello sale muy bien explicado en El libro blanco de la educación, cuyo link dejo justo aquí.

El libro blanco de la educación (J.A. Marina)

Pero… aunque es difícil, no es imposible. Aún y con toda esta información, la vocación es algo que no entiende de razonamientos. Por más piedras que pongan en el camino. El “por mi que no quede” hay que tenerlo presente cada segundo cuando preparas una oposición, estrujando cada por qué y cada cómo para poner lo mejor de ti en ese examen. Sólo así se puede llegar y es lo único que tienes en tu mano.

Todavía no he decidido qué hacer, este proyecto en el que me he embarcado tras el batacazo de la última oposición convocada en Galicia, me apasiona. Y su futuro posible más todavía, porque lo puedo conducir y reconducir, pero… esa vocación de trabajar con adolescentes en su orientación, trabajar por la inclusividad del sistema y por la mejora del clima de convivencia, poniendo en práctica en primera persona todas las ideas que bullen en mi cabeza, es mi verdadera vocación. Cuando salga la oferta del número de plazas decidiré. Mientras tanto, y también después, sigo preparándome, pero desde aquí, A trote.

Hasta la semana que viene!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies